La Forja

El Maes­tro Herre­ro gol­pea la plata El rend al oír­lo se arrebata
giran­do en torno a su centro su cora­zón se desata.
Giran­do des­de su centro Giran­do hacia su centro
Mira­le lleno de gozo Bus­can­do al Ama­do dentro.

Comentar