Mansur Hallay (857−922)

Me he arma­do de pacien­cia, mas, ¿Podrá a mi cora­zón renun­ciar mi corazon?
En la pro­xi­mi­dad y en la dis­tan­cia Tu espí­ri­tu se ha mez­cla­do con mi espíritu.
y yo soy Tu como Tu eres mi esen­cia y mi deseo.

Comentar